Deliciosa Luang Pragbang

Pescadores laosianos

Buff, tras mil peripecias ya estamos en Luang Pragbang.

Esta ciudad es una pasada, parece de mentira, es super elegante.

Pero comienzo por el principio. Anoche tras la cena nos tomamos una cerveza en la terraza de un restaurante (con mirador a la calle, a la unica calle de Pak Beng) y nos pusieron un par de velitas en plan romantico.

Nos parecio que no pegaba en el garito, pero bueno.

Y al cabo de diez minutos entendimos el porque y que era el ruido que regularmente oiamos.

Todo el pueblo, no se si todo el dia o a partir de una hora, se alimenta electricamente de generadores, y cuando se les acaba la gasolina, adios. A los diez minutos se nos fue la luz y nos acabamos la Beerlao a la luz de las velas.

Luego volvimos a la luz de la luna al hotel, entramos con el mechero, sacamos las linternas de las mochilas, nos lavamos los dientes a la luz de las frontales, un pis y a la cama.

Esta manana saliamos a las ocho. Ya imaginabamos que saldriamos cuando buenamente pudiesemos, pero para evitar rollos nos hemos levantado a las seis y media, una duchita, desayuno completo (zumo de papaya, bocata, pancake, …) y a las ocho estabamos en el barco.

Hemos salido a las nueve y veinte.

Hoy el barco iba menos lleno (supongo que habra gente que se habra quedado en Pak Beng para hacer alguna rutilla desde alli) y ha sido mas comodo.

Podias pasear mejor, irte al balconcillo de la parte de atras, tener tu espacio, …

Y diez horas de viaje dan para mucho.

He estado charlando con un cincuenton portugues que lleva cinco meses recorriendo Asia sobre la realidad portuguesa actual.

Con un canadiense del Quebec sobre los referendums de su provincia. Con una new yorkina sobre su ciudad, …

Y lo mas curioso ha sido una conversacion con un chileno que ha hecho unas practicas en Endesa Espana y al decirle que trabajabamos en Bilbao nos ha dicho que de Bilbao conocia a una familia, que casualmente es la que da nombre al grupo de empresas en el que curro. El mundo es un panuelo.

Entre medias ha hecho sol, se ha nublado, ha llovido un poquito (la primera vez que veo llover en el sudeste asiatico en los tres viajes que he hecho por aqui), mas pescadores, mas bufalos de agua, mas ninos banandose en la orilla, playas de arena, acantilados, charla con unos y con otros, …

Y entre unas cosas y otras hemos llegado, ya de noche a Luang Pragbang.

Luang Pragbang es una ciudad deliciosa. Esta antigua ciudad colonial francesa conserva el aire chic y un poco decadente de cualquier pueblo con encanto frances.

Hasta ahora todas las construcciones que habiamos visto, tanto en Tailandia, como en Laos eran mas o menos chulas, pero les perdian los detalles un poco cutres, los dorados, el recargado, los acabados mal ejecutados, …

Salvando las distancias, Luang Pragbang es como un pequeno pueblo de la Costa Azul francesa en el corazon de Indochina.

Maderas, tonos pasteles, los diferentes edificios armonicamente decorados en la misma gama cromatica, …

Incluso la temperatura es mucho mas humana.

Los carteles de las tiendas (en incluso de las oficinas de companias aereas, que en otros lugares tienen su propia identidad corporativa) todos labrados en madera, sin fluorescentes, sin neones, sin estridencias.

La ghesthouse en la que estamos (Ammata Guest House), tiene habitaciones inmensas, muy luminosas, limpisimas, banos impecables, detalles de madera muy minimalistas, …

Las habitaciones estan en planta baja y dan a un jardin privado donde hay mesitas de madera, cada una en un estilo, pero armonicas, …, todo esto a menos de veinte euros la noche (diez por cabeza). Muy recomendable.

Tras dejar las cosas en el hotel, nos hemos dado una vuelta por el centro. Hay un mercado nocturno de telas, tejidos, …, a-lu-ci-nan-te, y mira que a mi esas cosas no me van.

Y ahora, antes de dormir por que aqui cierran todo a las 23.30 por una ley gubernamental, y ademas manana queremos madrugar para comenzar a digerir Luang Pragbang, iremos a una terracita a tomarnos una beerlao.

Beer Lao es la cerveza nacional y, con diferencia, del producto nacional del que mas orgullosos estan los laosianos, seguramente por que es practicamente lo unico exportable que tienen, ademas de materia prima (caucho, madera, …) con las que China y grandes corporaciones multinacionales extan esquilmando los ricos bosques laosianos.

La verdad es que es una cerveza muy rica, un poco estilo Voll Damm, pero mas suave.

Y una pais tiene que ser muy grande para permitir que sus botellines sean de 640 ml. Es un espectaculo cada vez que te ponen una beerlao en la mesa.

Ah, he subido tres fotos mas. A ver si manana saco un rato y subo algunas de esta ciudad

Anuncios

8 comentarios en “Deliciosa Luang Pragbang

  1. :o) la cote d’azur en Laos, aunque me imagino que los casinos se les llevaron todos a Monaco :o)

    Muy chulas vuestras aventuras, os sigo capitulo a capitulo.

    Disfrutad de Luang Pragbang,
    Andres.

  2. Hola
    Desde que he descubierto vuestro blog, me conecto casi a diario para ver cómo va vuestro viaje. Yo voy para Laos y Camboya en agosto, asi que tomo nota de todo lo que contais.
    Eskerrik asko y a disfrutar.
    Izaskun

  3. Buenas Andres,

    Si los casinos no los hemos visto todavia, pero hemos desayunado croissants en una baggheteria.

    Izaskun, Laos y Camboya creo que son los dos paises mas interesantes de la zona.

    Un saludo,

  4. Primoooo

    q grande q grande viaje..

    ya leo lo que puedo cada día..q yo aki en Ss no paro tpko…

    me alegro de que vayais way

    y espero que lo esteis pasando genial

    muachos besos

  5. Tengo ganas de ver las fotos de los chavales. Las dos que has colgado tienen buena pinta. A ver si sacas alguna con el “periscopio”. Más que nada para saber si consigues sorprender caretos no avisados, porque el aparato se me antojó un poco dificil de manejar. ¿Os daré emvidia si os digo que mañana me voy a …Tenerife? Si es así, iros al médico. Un abrazo.

  6. Melo, irte a Laos y hablar de referendums … ¡¡joder que ganas!!

    Por quí todo igual. De la despedida de Boti ya te contaremos, pero ya te digo que nada que ver con tus aventuras (ni siquiera vamos a tener “asiaticas”)

    Seguid con salud

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s